LAS GASOLINA DE TODOS LOS DIAS

El gobierno federal se ha empeñado en hacer creer a la población que la reforma energética es benéfica para todos, pero los hechos demuestran lo contrario.

Desde la liberación de los precios de las gasolinas (acotada por el establecimiento de zonas geográficas donde rigen precios previamente establecidos), los combustibles no dejan de subir y en esta frontera ya rebasan los 13 pesos por litro hablando de la gasolina Magna (la de mayor consumo).

Si ya de por si el precio del combustible es muy alto, encima hay que soportar los abusos y artimañas de los empresarios gasolineros.

El más recurrente es obligar a los consumidores a comprar gasolina Premium la cual ya alcanza un precio de más de 15 pesos por litro. El argumento siempre es el mismo: se agotó la roja.

Esta artimaña es usada hasta que el establecimiento en cuestión vacía sus reservas de gasolina Premium. Solo entonces se pone a disposición del público la gasolina Magna.

Este tipo de artimañas son empleadas en forma continua y las quejas por tal motivo están a la orden del día.

Pemex a nivel regional se defiende señalando que cuenta con existencias de ambos tipos de gasolina, además de diesel, pero solo surte el tipo de carburante que las gasolineras le piden y con ello prácticamente se lava las manos.

Por su parte los empresarios gasolineros argumentan que la escasez de gasolina Magna ocurre de vez en cuando, aunque los consumidores sabemos que esto es falso.

Cabe resaltar que este tipo de situaciones no son nuevas en Reynosa, pero antes por lo menos los usuarios tenían la oportunidad de comprar combustible en el lado americano, donde si existe variedad de gasolinas y de precios (centavos mas o centavos menos, pero al fin diferencia).

Adquirir combustible en Estados Unidos ya no es una opción pues la cotización del dólar lo hace poco rentable, además de que se deben agregar los peajes de ida y regreso, así como el combustible que se usará y las largas filas en los puentes internacionales.

La única esperanza que se tiene es que una vez que lleguen las gasolineras extranjeras, las cosas comiencen a cambiar en beneficio del consumidor, pues tales empresas si están acostumbradas a competir.

Mientras tanto lo único que queda es rechazar las artimañas de los gasolineros tramposos y acudir a otros establecimientos cuando en alguno de ellos le salgan con la clásica: se acabó la roja.

Siguiendo con los efectos de la reforma energética, en la Comisión Federal de Electricidad (CFE) las cosas siguen mal y para ocultarlo ya comenzaron a maquillar los recibos. De este tema nos encargaremos en la próxima entrega pues hay mucha tela de donde cortar. El presidente Enrique Peña Nieto prometió que con la reforma el precio de la electricidad bajaría, pero a estas alturas ello no ha ocurrido y seguramente no lo veremos pues le queda menos de un año en el cargo.

Nos leemos en breve….

Escrito por

Juan Arvizu es Licenciado en Derecho por la Universidad Valle de Bravo (UVB) y diplomado en periodismo por la Universidad Autonoma de Tamaulipas (UAT) .

Desde el año 1985 ha colaborado con diversos medios informativos incluyendo los diarios Prensa de Reynosa, Frontera, Valle del Norte y El Mañana, todos ellos ubicados en reynosa, Tamaulipas.